El centro vigués ha enviado alrededor de 2.000 mascarillas a dos residencias de la provincia de Pontevedra en las que se han detectado contagios

El Colegio Hogar de Afundación, situado en Vigo, ha entregado a la Xunta más de 14.000 cascarillas para reforzar el material de seguridad del personal sanitario que se enfrenta a la pandemia del coronavirus.

Asimismo, y en este mismo marco de actuación, hoy se enviaron alrededor de 2.000 mascarillas a dos residencias de la provincia de Pontevedra en las que se detectaron ya contagios.

Esta iniciativa de Afundación, impulsada a instancias de los docentes del departamento de Artes Gráficas del Colegio Hogar, conocido como La Cocina Gráfica, y cuyo taller de impresión digital es un referente a nivel estatal, se desarrola desde el pasado día 20 de marzo, cuando se recibió la validación de seguridad sanitaria pertinente, tras someter a examen el prototipo de máscara realizado.

A partir de ese momento, toda la maquinaria, personal voluntario y materiales se pusieron a disposición del centro de Afundación. Se organizaron dos turnos de trabajo diario, integrados por docentes, personal de administración y servicios y exalumnos, cuyo ritmo de producción se fue incrementando hasta llegar a la elaboración de casi las 200 máscaras por hora que se constata a día de hoy.