“El Cabezón” será el trofeo a perpetuidad del Vaurien español en reconocimiento a la Vuelta al Mundo de Elcano y a la propia Armada

La Vuelta al Mundo de 1519, comandada inicialmente por el luso Fernando de Magallanes desde Sevilla, concluyó el 6 de septiembre de 1522 con el regreso de la expedición a España (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz), a las órdenes de Juan Sebastián Elcano

AsVaurien España, la asociación de la clase Vaurien que preside el vigués Tone Pérez, entregará “a perpetuidad” el busto de Juan Sebastián Elcano a la tripulación campeona de España de cada año en esta clase internacional.

Así se decidió durante el pasado 60º Campeonato del Mundo de Vaurien que en julio tuvo lugar en la Ría de Vigo, patrocinado en exclusiva por el Concello de Vigo, con la organización del Real Club Náutico.

El evento mundialista pertenecía al programa oficial del V Centenario de la Vuelta al Mundo de Magallanes y Elcano. La organización, encabezada por José Antonio Portela, presidente del Náutico, y por Tone, entendía que, para celebrar los 60 años de los Mundiales de Vaurien, “El Cabezón” (así lo ha bautizado la Marina), entregado por la Armada a la prueba, debía recaer en el primer barco de un club náutico español. Y ese fue el del Real Club Náutico de Valencia, tripulado por el italiano Francesco Zampacavallo y el castellonense Carlos Francés, que acabó subcampeón del mundo en aguas viguesas. Tan valioso trofeo vivirá este año en Valencia, lugar de residencia de Zampacavallo.

Tras ese primer guiño con carácter excepcional a la Historia y a la Armada, el segundo, ya definitivo, es que el busto del navegante de Guetaria será custodiado cada año, desde 2023, por la tripulación campeona de España absoluta de Vaurien. Será un trofeo a perpetuidad. “La Armada ha sido la gran impulsora de la vela ligera en este país y Elcano fue el primero en circunnavegar el globo terráqueo: no podíamos hacer mejor homenaje a ambos que este”, ha señalado Tone Pérez precisamente en la semana en que se ha cumplido el V Centenario de aquel acontecimiento que cambió el rumbo de la Historia.

La Vuelta al Mundo de 1519, comandada inicialmente por el luso Fernando de Magallanes desde Sevilla, concluyó el 6 de septiembre de 1522 con el regreso de la expedición a España (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz), a las órdenes de Juan Sebastián Elcano. La conmemoración, dependiente del Ministerio de Defensa, comenzó en 2019.

El Trofeo Juan Sebastián de Elcano es una reproducción de la efigie del marino, que se localiza en Guetaria (Guipúzcoa), villa natal del navegante. El Monumento a Elcano data de 1888 y fue obra del madrileño Ricardo Bellver. La Armada, gestora de las reproducciones, ha entregado estos años un número de unidades limitado y exclusivo, a razón de un busto por evento.