El BNG de Vigo lanza un ultimátum de 24 horas a Caballero: iniciará acciones legales si insiste en vetar el acceso al expediente de reequilibrio de Vitrasa

Xabier P. Igrexas: “Ninguna mayoría absoluta, por legítima que sea, puede suponer una vulneración de los derechos democráticos y mucho menos impedir el ejercicio de los derechos fundamentales a los representantes electos de los vigueses”

El Bloque Nacionalista Galego ha lanzado un ultimátum de 24 horas a Abel Caballero para que le dé acceso al expediente de reequilibrio de la concesión de Vitrasa antes de emprender acciones legales. Así lo ha anunciado este jueves en rueda de prensa el portavoz municipal del BNG Vigo, Xabier P. Igrexas, después de que el Gobierno local se negara por segunda vez a consultar esta documentación.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

«Ninguna mayoría absoluta, por legítima que sea, puede suponer la vulneración de los derechos democráticos y mucho menos impedir el ejercicio de los derechos fundamentales por parte de otras fuerzas políticas y representantes electos de los vigueses», cuestionó Igrexas, quien aseguró que «el Bloque no tolerará que el alcalde infrinja la ley para imponer su voluntad o permitirle convertirse en un autócrata municipal».

El portavoz del BNG exigió una rectificación inmediata al gobierno local de esta decisión «inédita y gravísima», advirtiendo a Caballero que el artículo 404 del Código Penal establece penas de inhabilitación para los funcionarios públicos que tomen decisiones arbitrarias a sabiendas de su injusticia. En el caso de que no permita el acceso al citado expediente en ese plazo, el frente nacionalista promoverá acciones judiciales que ya están siendo estudiadas por sus servicios jurídicos.

«Estamos ante la constatación de que el absolutismo del Gobierno de Abel Caballero ha traspasado todas las líneas rojas y el golpe de autoritarismo y arbitrariedad ya se ha instalado en una posición absolutamente antidemocrática», lamentó Igrexas, quien consideró que cuando se Nueva compensación millonaria está en juego para una empresa privada con fondos públicos «la transparencia es más que un derecho, es una obligación».

Respecto a los motivos para vetar el acceso del BNG a la documentación sobre el reequilibrio de la concesión del autobús urbano, el portavoz nacionalista se ha preguntado qué «quiere ocultar» el alcalde de Vigo. «Lo único que provoca tanta opacidad es que el expediente huele a podrido», afirmó.

Antecedentes del veto

Igrexas detalló los antecedentes de este veto, que comenzó el pasado 30 de noviembre con la solicitud por parte del portavoz del Bloque de acceso al expediente de reequilibrio de Vitrasa. No fue hasta el 11 de diciembre, superando el plazo legal de 5 días naturales fijado tanto por la Ley Orgánica de Régimen Local como por el Reglamento Orgánico del Pleno, que el gobierno municipal emitió una resolución en la que se impedía esta consulta indicando que Se me concedería «en el momento que se presenten los informes solicitados y preceptivos, para resolución del expediente».

Ante esta decisión «ilegal», el Frente Nacionalista interpuso un recurso de reposición que se resolvió con una nueva denegación de acceso, lo que motivó el traslado de una denuncia del Bloque a la Defensoría del Pueblo, quien abrió un expediente y solicitó información en dos ocasiones. incluso del Consejo sin haber recibido todavía respuesta.

El BNG volvió a solicitar acceso al citado expediente el 28 de febrero, tras hacer público que la Oficina Nacional de Evaluación, dependiente del Ministerio de Hacienda, no iba a emitir el informe solicitado por el gobierno local sobre el reequilibrio, y que éste fue utilizado. como «coartada» para impedir la consulta de la documentación.

Excusas del Gobierno Municipal

Así, el pasado 4 de marzo, el BNG recibió una nueva resolución en los mismos términos que la del 11 de diciembre, en la que el primer teniente de alcalde y concejal de Fomento, Javier Pardo, denegaba el acceso al expediente alegando una «supuesta y falsa» eficiencia administrativa. . Una cuestión que, a juicio del portavoz nacionalista, no puede invocarse para denegar o aplazar el acceso al expediente que, como manda el Reglamento Orgánico del Pleno, se realiza a través de medios electrónicos y, por tanto, no impide ni interfiere con su procesamiento.

El portavoz nacionalista criticó que el Gobierno de Caballero utilice esta «excusa» cuando en otros casos, como en el Plan General de Ordenamiento Municipal (PXOM) pendiente de informes preceptivos y vinculantes para su aprobación definitiva, el Grupo Municipal del BNG tiene acceso a la archivo completo.

Precedentes en la Corte Suprema

Igrexas enumeró los numerosos incumplimientos legales del Gobierno con esta decisión: el artículo 9 del Reglamento Orgánico del Pleno, el artículo 77 de la Ley Orgánica de Gobiernos Locales, los artículos 14-15-16 del ROF, y el ejercicio del derecho fundamental a la participación política recogida en el artículo 23 de la Constitución.

En este sentido, citó una sentencia reciente del Tribunal Supremo, de febrero de 2022, en la que, en un caso similar, determinó que «se integra el núcleo básico del derecho fundamental de participación política, inherente al cargo de concejal» por el derecho a obtener cuantos antecedentes, datos o informaciones estén en posesión de los servicios de la Corporación y sean necesarios para el desarrollo de su función”.

Un derecho, sentenció el Tribunal Supremo, que constituye una forma de realizar con plena eficacia el cumplimiento de sus respectivos cargos y satisfacer la confianza legítimamente por parte de los ciudadanos, en el marco de un sistema de gobierno y administración basado en el principio democrático-representativo fijado por la Constitución.