El Banco de Alimentos reparte más de 1,9 millones de kilos de alimentos en 2023

Juan y Marcial, voluntarios del Banco Alimentos de Vigo.

Gracias al trabajo diario de gestión de mermas -en su mayoría alimentos perecederos y en colaboración con varias cadenas de alimentación-, en 2023 se evitó que acabaran desperdiciados unos 300.000 kilos de alimentos frescos

La Fundación Provincial Banco de Alimentos de Vigo entregó un total de 1.903.983 kilos de comida a lo largo del año pasado, una cifra ligeramente inferior a la de 2022 (1.928.555 kilos), pero que, permitió igualmente seguir haciendo frente a las necesidades de las 153 ONG y entidades homologadas con las que trabaja.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Tanto la inflación con su correspondiente incremento del coste de los precios de la cesta básica como la bajada generalizada de las donaciones están detrás de esos 25.000 kilos de alimentos menos repartidos con respecto a 2022.

Pese al complicado contexto económico, en 2023 destacaron por su importancia y esfuerzo el reparto de 588.506 litros de leche, 229.001 kilos de pasta/arroz, 271.858 kilos de conservas, 95.751 kilos de fruta fresca y 46.336 kilos de pescado, entre otras partidas.

300.000 kilos de mermas

Durante 2023, nuestra ONG volvió a luchar firmemente contra el despilfarro alimentario evitando que unos 300.000 kilos de comida acabaran desperdiciadas o, incluso, en la basura.

En la actualidad, cuentan con convenios de colaboración con empresas como Mercadona, El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Coren o Kentucky Fried Chicken que nos donan productos en perfecto estado de consumo que requieren una rápida clasificación y entrega, a veces, de tan solo un par de horas. Gracias al trabajo diario de un equipo de voluntarios lograron recuperar para el consumo estas mermas, en su mayoría, alimentos frescos como frutas, verduras, pescado o carne.

Un 25% de las ONG con las que trabaja el Banco de Alimentos reciben ya este tipo de productos frescos con lo que, además de luchar contra el desperdicio, redistribuyen esa comida, aportan mayores valores nutricionales y tratan de alimentar mejor a nuestros beneficiarios. Cabe destacar que, hasta hace solo unos años, los destinatarios de dichas mermas eran solo los comedores sociales, pero, de un tiempo a esta parte, cada vez son más las entidades que solicitan este tipo de alimentos de primera calidad.

Con esta práctica completamente consolidada en el Banco de Alimentos, es decir, al recuperar esos productos frescos y alejarlos de su destrucción, también están influyendo positivamente al medio ambiente, evitando más CO2 a la atmósfera.

Último reparto del FEAD

El 2023 ha sido el último ejercicio en que nuestro Banco de Alimentos ha distribuido el Fondo Europeo de Ayuda a las Personas Más Desfavorecidas (FEAD). En total, se recibieron 461.715 kilos de alimentos en dos fases diferentes. Después de varios años reduciéndose sustancialmente esta partida de fondos europeos, fueron cerca de 300.000 kilos menos que los aportados en 2022 y, además, hubo una novedad más que relevante en dos productos básicos: no hubo ni leche ni aceite.

Dicha carencia, explica la ONG, les obligó a tener que realizar un gran esfuerzo en la adquisición de ambos productos. En concreto, lograronn repartir un total de 588.506 litros de leche y 37.384 litros de aceite