El auge de Final Fantasy XIV

Esto no son nuevas noticias, pero tal vez sorprenda a muchos de vosotros saber que de hecho, World of Warcraft ya no es el MMO (Massive Multiplayer Online) más jugado, por muchos años ha reinado, «Pero ningún rey reina para siempre hijo mío».

Final Fantasy XIV es a día de hoy el MMO con más jugadores activos y, probablemente, el mejor contenido del mercado occidental en lo que a su género respecta.

Pero no voy a engañarlos más. El título habla del auge de FF XIV, pero la verdad es que en este artículo de opinión he venido a hablaros de World of Warcraft y de Blizzard.

Blizzard Entertainment solía ser sinónimo de calidad ¿Qué ha sucedido? Podría pasarme el día hablando de Tencent y los cambios que ha sufrido la compañía, pero la realidad se puede resumir en una palabra: Éxito.

Es verdad. A pesar de que la comunidad no está contenta con Blizzard Entertainment, la compañía y sus asociados sólo ganan más y más millones de dólares… No importa si el producto era engañoso, o si no está acabado. Blizzard solo sigue generando ingresos, separada de nuestros problemas terrenales, su junta directiva nada en dinero.

Ahora, no quiero señalar con el dedo y berrear como un niño. A la compañía le va bien, me alegro por ellos, pero estos hombres y mujeres se han acostumbrado a este éxito. En el pasado, y no uno tan lejano, Blizzard ha combatido a capa y espada a sus principales competidores. De su lucha por lanzar el mejor producto nació su excelencia, su calidad, su ingenio. Algo que parece estaba allí no hace tanto tiempo.

No obstante, a día de hoy la compañía muestra una total disociación con sus fans y clientes. No reaccionan a tiempo y no actúan sobre los problemas que la comunidad ha señalado en repetidas ocasiones.

Y mientras Blizzard ha seguido este camino, Square Enix ha seguido mejorando. El lanzamiento de FF XIV fue un total y completo desastre, pero desde aquel 30 de septiembre de 2010, el equipo de desarrollo no ha dejado de mejorar su producto y cuidar a su comunidad. Y quién habla de FF XIV puede nombrar otros títulos. Elder Scrolls Online, Black Desert, incluso Fallout 76 está recibiendo un desarrollo categórico por parte de sus desarrolladores.

Mientras, World of Warcraft ha seguido la misma dinámica que ha tenido desde la salida de Warlords of Draenor. Mucha gente creyó que Legión era un signo de recuperación, pero fue tal vez el último estertor de WoW. Espero equivocarme, pero a día de hoy el parche 9.1 no parece haber cambiado nada.

Cada vez, más y más creadores de contenido abandonan World of Warcraft por FF XIV y por muchos otros juegos… y la triste realidad es que nada de esto le importa a Blizzard. Sentados en su trono como el Rey Exánime de su historia, no parece preocuparse por el estado de su juego o sus competidores. Esperemos que Blizzard decida mover su gélida mano, porque de lo contrario tal vez les veamos sufrir un destino peor que la desaparición, la inanición, el estancamiento.