Ecoloxistas en Acción desvela un informe del Miteco que pone en duda las obras de la Ciudad Deportiva del Celta

La Ciudad Deportiva durante el transcurso de las obras.

El documento cuestiona «la existencia de los recursos hídricos suficientes para el desarrollo del Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones», necesario para la construcción de las instalaciones

Ecoloxistas en Acción ha hecho público hoy un informe desfavorable remitido por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil al Ministerio para la Transición Ecológica, y que cuestiona el Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones (PEID) elaborado para el desarrollo de la Ciudad Deportiva del Celta.

Desde la organización destacan que este informe, de carácter preceptivo, «respalda sus denuncias por la ilegalidad» de estas obras. Unos trabajos, insisten, que se realizaron «sobre suelo rústico de especial protección forestal bajo la autorización únicamente de la Junta de Gobierno local de Mos, que otorgó dos licencias directas para la construcción de dos campos de fútbol y los imprescindibles vestuarios y pequeño almacén».

El documento del Miteco contempla tres campos de futbol de hierba natural; un área de preparación de porteros; un área de tecnificación e instalaciones deportivas complementarias al aire libre; un edificio de superficie edificable máxima de 4.750 m2, para albergar usos deportivos (vestuarios, gimnasio, recuperación, fisioterapia, hidroterapia…) y usos complementarios (dependencias del staff técnico, cuerpo médico, administración, salas de prensa, comedor, instalaciones técnicas, almacenes…); y un aparcamiento para 80 vehículos.

El carácter desfavorable del informe pone en duda «la existencia de los recursos hídricos suficientes para el desarrollo del Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones». Ecoloxistas en Acción alerta que las instalaciones que figuran en el informe como «a implantar» ya están construidas e inauguradas sin estar aprobado el mencionado Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones.

Ecoloxistas en Acción exige al gobierno local de Mos «que ordene inmediatamente la paralización de estas obras, que nunca debieron iniciarse sin tener garantizadas dichas infraestructuras y aprobado el Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones». Para la organización es «muy grave que la propia administración local esté encubriendo unas obras denunciadas por ilegales».

Descarga aquí el informe completo.