Drones automáticos para evitar obstáculos sin ser dirigidos desde tierra

«Durante una determinada misión, gracias a esta tecnología, el dron podrá detectar, evaluar y evitar de manera autónoma cualquier riesgo en vuelo para completarla incluso si pierde la conexión con el piloto», expone Fernando Gago, líder del proyecto

El centro tecnológico Grandiant se prepara para desarrollar una innovación que permita a los drones detectar, clasificar y evitar cualquier obstáculo que se encuentren a su paso durante las operativas y sin que tengan que ser dirigidos desde tierra.

«Permitiría volar un dron con seguridad más allá de donde podemos verlo y sin tener que restringir el espacio aéreo para evitar que choque con otras aeronaves», explica en un comunicado Fernando Gago, líder de Sense Aeronautics, nombre de un proyecto que cuenta con una inversión inicial de la Xunta de Galicia, a través de la Axencia Galega de Innovación, de 450.000 euros que se suman a la inversión realizada por el centro y ocupa ya a casi una decena de profesionales.

El objetivo ahora, si se dan las circunstancias, es consolidar la iniciativa como la tercera spin-off de Gradiant y convertir su tecnología en un producto comercializable y listo para ser utilizado por parte de cualquier entidad.

En concreto, el proyecto incluye el desarrollo de un dispositivo que, una vez instalado en un dron con una ruta predefinida, detecte cualquier tipo de obstáculo a su paso y permita modificar su trayectoria para evitarlo y seguir su camino. La tecnología incluirá el software y el hardware para aportar al dron la autonomía necesaria para sus vuelos. El centro tecnológico tiene hasta septiembre de 2023 para hacerlo realidad.

«Durante una determinada misión, gracias a esta tecnología, el dron podrá detectar, evaluar y evitar de manera autónoma cualquier riesgo en vuelo para completarla incluso si pierde la conexión con el piloto», expone Gago.