Detienen en Vigo a un joven argentino por drogar a una chica para abusar sexualmente de ella

Señaló que recordaba vagamente el resto de sucesos, indicando que después se encontraba en un piso en el que nunca había estado, y en una dirección que no podía ubicar, con otros hombres

Un hombre de 36 años, natural de Argentina, ha sido detenido en Vigo por la Policía Local como presunto autor de un delito de agresión sexual, el cual consumó tras haber presuntamente drogado a su víctima, una joven de 22 años. Los hechos, informan fuentes policiales, tuvieron lugar la pasada madrugada en las proximidades de la plaza de América.

Los agentes de la Policía Local fueron reclamados sobre las dos de la madrugada por una persona que encontró a la joven deambulando desorientada. Esta relató que estaba con otros argentinos viendo un partido del mundial de fútbol en un local de la calle Eugenio Kraft y que, en un momento dado, comenzó a notarse rara, como si le faltase la voluntad. Asimismo, señaló que recordaba vagamente el resto de sucesos, señalando que después se encontraba en un piso en el que nunca había estado, y en una dirección que no podía ubicar, con otros hombres.

También dijo recordar apenas una pelea entre dos hombres y que ella había abandonado el piso a la carrera. Una vez en la calle le dijo a la persona que llamó a la Policía que creía que le habían echado alguna sustancia en la bebida.

Como la joven no recordaba donde habían sucedido esos presuntos hechos, subió al coche patrulla y recorrió con los agentes las proximidades hasta que identificó en la Plaza de América un edificio como el lugar donde había estado. En ese momento, los agentes fueron abordados por un joven de 20 años, argentino también, el cual estaba buscando a la presunta víctima.

Según su relato, después del partido se habían trasladado al piso frente al que se encontraban, y durante la celebración de una fiesta, uno de los presentes había empezado a incomodar a la joven, a la que introdujo en una habitación a empujones para cerrar después la puerta con pestillo. Añadió que comenzó a golpear la puerta al escuchar gritos de la joven, y que el ahora detenido abrió desnudo y se abalanzó sobre él, de modo que se enzarzaron en una pelea.

El joven mostró el piso donde se habían producido los hechos, en cuyo interior estaba el ahora detenido, quien reconoció haber llevado a la joven a la habitación y haberse peleado, como era obvio por las heridas que tenía en la cara. A continuación, los agentes lo detuvieron como presunto autor de un delito de agresión sexual.