Detienen en A Punta con más de un kilo y medio de almejas a un furtivo reincidente

Además del expediente sancionador, el hombre ha sido denunciado por un delito de amenazas graves por increpar y amenazar al guarda rural, y por otro contra la salud pública, ya que tenía pensado vender el marisco incautado pese a estar prohibida su captura ya que tiene toxina paralizante por la marea roja

Agentes de la Policía Local, en colaboración con el guarda rural, detuvieron este fin de semana a un furtivo reincidente en la playa de A Punta.

Ardan

Los hechos sucedieron a las 15.00 horas del pasado día 17, cuando se recibió llamada en la Sala de Comunicaciones del 092 de la Policía Local de Vigo alertando sobre la presencia de un furtivo habitual de este arenal, con intención de coger almeja, si bien el aludido, al percatarse de que había sido localizado abandonó el lugar.

Agentes de la Policía Local, en colaboración con el guarda rural, establecieron un operativo de vigilancia, localizándolo 10 minutos después en la misma zona. El hombre fue interceptado recogiendo almeja con un utensilio y una bolsa de plástico azul, interviniéndole la almeja y procediendo a su pesaje, dando un resultado de 1.560 Kg, siendo posteriormente devuelta al mar por el guarda rural.

El hombre resultó ser un furtivo reincidente, natural de Vigo y de 77 años, y conocedor que está prohibida la captura en estos momentos ya que tiene toxina paralizante por la marea roja.

Durante toda la intervención se mostró agitado y agresivo hacia el guarda rural, insultándolo, increpándole y amenazándolo, motivo por el cual, se le indicó que depusiese esa actitud.

Se elaboró el correspondiente informe para dar cuenta de los hechos a la Consellería a fin de tramitar el pertinente expediente sancionador y a su vez se remitió informe por un delito de amenazas graves, así como contra la salud pública dado que manifestó que la captura de almeja era para su venta.