Detenidos tres varones en Vigo el 25N por delitos de violencia de género y otro por saltarse una orden de alejamiento

Las detenciones se produjeron en la jornada de conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género

La Policía Local de Vigo ha informado de tres detenciones este sábado, jornada de conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género, de otros tantos varones como presuntos autores de sendos delitos de violencia de género, así como del arresto de otro hombre, por vulnerar una orden de alejamiento de su pareja.

Uno de las actuaciones de las que ha dado cuenta la Policía este lunes se dio el sábado a las 16.20 en la Calle Travesía de Vigo, donde los agentes se encontraron a una mujer llorando y muy nerviosa que les manifestó que había discutido con su pareja, J.A.A., de 35 años, por celos de él hacia ella y que en un momento dado el hombre le agarró por un brazo, la zarandeó y le pegó dos bofetones con los que le tiró al suelo.

Los funcionarios observaron que la mujer presentaba una rojez en la mejilla izquierda y percibieron a un hombre -señalado por la víctima como agresor-, con capucha naranja, que salía corriendo en dirección contraria. Le interceptaron, reconoció que era la pareja de la mujer, les dijo que no había hecho nada y que solo iba a un cajero a sacar dinero. Un testigo de los hechos, que había alertado de los mismos a la Policía, confirmó la versión de la mujer, y el hombre fue detenido por la supuesta comisión de un Delito de Violencia de Género.

También el sábado, a las 22.15 horas, otro testigo comunicó a la Policía una fuerte discusión en un primer piso de la calle Fotógrafo José Gil donde los agentes se encontraron a un hombre en compañía de una mujer y un menor.

Aunque los adultos, en un primer momento, restaron importancia, los policías se entrevistaron con ellos por separado y la mujer les dijo que discutieron por dinero y él se puso violento y muy nervioso, agarró el sofá donde estaban ella y el hijo, lo levantó en el aire por uno de los lados y lo soltó violentamente, tras lo que dio una patada a la víctima en su pierna derecha, le insultó y amenazó de muerte mientras el menor intentaba que parase. Por todo ello, los policías detuvieron a J.C.A.P., de 48 años, quien les dijo que solo había sido una «discusión sin importancia».

A las 23.40 horas, otra mujer indicó a la policía que su expareja estaba escalando el muro de su vivienda para acceder a la misma, en la calle Toucido, donde los agentes encontraron a un hombre, con una herida en un dedo, que les hizo el gesto de que le pusieran las esposas que: «Estoy aquí y, si me tenéis que llevar, llevadme». La mujer les indicó que su ex la maltrató física y psicológicamente en numerosas ocasiones en el pasado y ella no le denunció, pero que ahora no le pasaba una más.

El sábado la llamaron a la puerta y, cuando ella abrió y se dio cuenta que era él, intentó cerrar , pero él logró acceder y le pegó un bofetón antes de marcharse. Los policías apreciaron rojez en el rostro y en la oreja derecha de la mujer y detuvieron al hombre.

Finalmente, la Policía Local de Vigo ha informado de otra intervención, en la mañana del sábado, en la calle Peniche Escalinata, donde un testigo escuchó desde la calle una discusión en una vivienda. Una unidad policial se desplazó a la zona y allí fue requerida por un varón, O.V.H., de 37 años de edad, que les facilitó el acceso a la vivienda y les explicó que había discutido con su pareja, y que quería que ella abandonase el domicilio porque estaba muy alterada y no paraba de romper cosas.

Los agentes hablaron entonces con la aludida, que manifestó que ese día no había sido agredida ni amenazada, pero que era víctima de violencia de género y que su pareja tiene en vigor una orden de alejamiento, que no cumple.

Los funcionarios comprobaron que dicha orden existe, está en vigor, y que fue dictada por un juzgado de Ponteareas por un delito de malos tratos en el ámbito familiar. Por ello, procedieron a la detención del varón, como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena.