Detenidos tras robar en dos farmacias de Vigo a las que accedieron reventando los cristales con tapas de alcantarilla

Agentes de la Policía Nacional interceptaron el vehículo, tras colisionar previamente con otro que se encontraba parado en un semáforo

La Policía Nacional ha detenido en Vigo a dos hombres y una mujer, todos de nacionalidad española, que presuntamente lanzaron dos tapas de alcantarilla contra los cristales de otras dos farmacias para acceder a su interior a robar.

Los hechos, según han informado este martes fuentes policiales, el pasado días 20 de febrero, aproximadamente a las 2 de la madrugada, cuando se recibe una llamada donde una persona manifiesta que está viendo desde la ventana de su domicilio como varias personas están fracturando el cristal de una farmacia, ubicada en el barrio de A Guía, con una tapa de alcantarilla, al tiempo que uno de ellos le propinaba patadas al cristal para así acceder al interior del establecimiento.

Las otras dos personas aguardaban su salida en el interior de un vehículo, en el que posteriormente se dieron a la fuga a gran velocidad en dirección al centro de la ciudad.

Los agentes que se dirigieron al lugar vieron un vehículo circular por la calle Sanjurjo Badía a toda velocidad hasta colisionar con otro vehículo que se encontraba parado en un semáforo, y comprobaron, sin género de dudas, que se trataba del mismo vehículo empleado por los autores del robo para darse a la fuga y que en su interior había dos hombres y una mujer.

Tras identificarse como policías instan a estas personas a salir del vehículo, negándose en todo momento, teniendo que hacer uso de la fuerza mínima imprescindible para sacarlos y proceder a su identificación.

Mientras tanto, cuando otra patrulla comprobaba en A Guía que la farmacia tenía los cristales rotos y que en su interior había una tapa de alcantarilla, el 091 recibió un segundo aviso por el descubrimiento de otro robo con fuerza en una farmacia muy próxima, también con el cristal fracturado y también con una tapa de alcantarilla tirada en el suelo.

Los agentes, tras entrevistarse con el testigo de los hechos y con los propietarios de las farmacias, procedieron a visionar las grabaciones de las cámaras de seguridad y comprobaron que quienes aparecían en ellas eran las mismas personas que la otra patrulla tenía retenidas.

Así pues, la Policía pasó a detener a las tres personas retenidas como presuntos autores de dos delitos de robo con fuerza.

Una vez en dependencias policiales procedieron a realizarles un cacheo preventivo de seguridad, encontrándose entre sus pertenencias aproximadamente 175 euros, varios billetes de origen extranjero, material sanitario, diversas herramientas y otros efectos.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de esta ciudad, en funciones de guardia.