A las 22:00 horas del pasado día 6, una Patrulla de la Policía Local de Vigo se encontraba realizando labores de regulación del tráfico en la calle Lepanto.

Atendiendo ese cometido observaron un vehículo que descendía por la calle Gran Vía, dirección centro ciudad, rebasando el grupo semafórico en fase roja e invadiendo el cruce. Esta acción temeraria obligó a otros turismos a detenerse con riesgo de colisión.

Los agentes observando esta maniobra, procedieron a seguirle e interceptarle a pocos metros, observando que en el interior del mismo viajaban tres varones.

Previo cotejo de la base de datos telemática de DGT, los agentes averiguaron que al vehículo le figuraba la ITV desfavorable, procediendo a solicitar la documentación al conductor.

El citado resultó ser A. E. H. de Marruecos y 39 años de edad, indicando a los actuantes que el titular del vehículo era la persona que se encontraba en el asiento trasero, A. D. de Marruecos y 32 años de edad.

El conductor se mostraba muy nervioso y en el momento que le informaron que iban a proceder a su sanción acorde a lo establecido en la normativa vigente, comenzó a insultar los actuantes. Realizaron una comprobación de seguridad, solicitando al titular del vehículo que les abriese el portón trasero, al objeto de proceder a un cacheo superficial, a lo que el citado accedió.

En el interior del maletero encontraron una garrafa de color blanco de grandes dimensiones, de aproximadamente unos 50 litros con restos de gotas de gasoil y un fuerte olor al mismo, así como un neumático de repuesto sobre el que había un embudo de color rojo, lo que les infundió sospechas de que los mismos, se encontraban en disposición de cometer algún ilícito penal.

Procedieron al cacheo superficial del conductor, encontrando entre sus pertenencias una bandolera que contenía un fajo de billetes, formado por 12 billetes de 50€. También portaba un plástico transparente tipo film marcado con una sustancia marrón, sin poder acreditar el mencionado la procedencia del mismo ni del dinero.

En uno de los bolsillos pequeños laterales de la bandolera portaba 4 llaves de vehículos de distintas marcas, lo que infundía sospechas a los agentes de que pudiera ser de vehículos utilizados como lanzadera para localizar los controles policiales o advertir su presencia.

A continuación, procedieron a la identificación del acompañante que iba en el asiento delantero, A. E. de Marruecos y 44 años de edad, realizándole un cacheo superficial y encontrando en el bolsillo de su chaquetón un fajo de billetes formado por 8 billetes de 50, 32 billetes de 20 € y un billete de 10 €, ascendiendo por lo tanto el total de 1.050 €, de cuya procedencia no daba ningún tipo de explicación.

En requisa en el interior del vehículo, encontraron debajo del asiento del copiloto dos tabletas de una sustancia sólida de color marrón, ambas envueltas en plástico transparente, al parecer hachís las cuales le fueron intervenidas. Respecto a la propiedad de las mismas, entre los distintos ocupantes del vehículo se acusaron mutuamente.

También observaron que faltaban varias tapas y los tornillos originales de los paneles laterales traseros y salpicadero, habiendo sido sustituidos por tornillos tipo estrella, sobre los que, al golpear con el puño, sonaba a hueco, posiblemente preparados para el transporte de droga.

En virtud a estos hechos, procediendo a la detención de los varones por la supuesta comisión de un delito contra la salud pública.

Con posterioridad se procedió al pesado de ambas tabletas, arrojando un peso de 100,8 gramos y 88,3 gramos respectivamente.

El vehículo quedó inmovilizado en el depósito municipal, a espera de lo que determinase la Autoridad Judicial Competente, a la que se remitieron las diligencias pertinentes al efecto.