Detenido un varón de 52 años de edad por presunto delito de violencia de género

A las 20:10 horas del día de ayer, una patrulla de la Policía Local se desplazó a la calle Eira debido a un supuesto caso de violencia de género. En el lugar los actuantes se encontraron en la puerta del domicilio a un varón el cual manifestó que había discutido con su pareja sentimental y que «se le fue de las manos» ya que le dio dos bofetadas.

El hombre indicó que tuvo una discusión porque su pareja estuvo todo el día fuera de casa y que no sabía nada de ella. En ese momento los agentes observaron que del interior de una vivienda contigua salió una mujer y tras acercarse a uno de los intervinientes, manifestó ser la requirente del servicio y también la víctima. La mujer relató a los agentes que cuando llegó a casa, su pareja le pegó dos bofetadas y a continuación la zarandeó de los pelos, por lo que cuando se pudo zafar del agresor, se refugió en casa de su vecina desde donde telefoneó a la Policía.

Señaló además que las discusiones se vienen produciendo desde hace un mes, el tiempo que llevan viviendo en ese domicilio, y que sufrió agresiones físicas y amenazas de muerte en otras ocasiones. Por todo ello los actuantes procedieron a la detención de dicho varón.