Detenido un joven vigués tras protagonizar varias reyertas y tratar de agredir a un agente

El individuo empujó a uno de los agentes abandonando el lugar a la carrera, pero resbaló a consecuencia del riego en la zona ajardinada, cayendo sobre el césped; cuando un agente se acercó para auxiliarle, comenzó a lanzar patadas y bracear al tiempo que lo insultaba

La Policía Local de Vigo detuvo este fin de semana a un joven vigués de 18 años acusado de un delito de atentado contra los agentes públicos a tratar de agredir a uno de los actuantes que había acudido a la zona alertado por una supuesta reyerta.

Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado sábado, cuando una patrulla de la Policía Local de Vigo se encontraba en la calle Arenal realizando labores de vigilancia y control en el ámbito de la Seguridad Ciudadana. Por proximidad, los agentes fueron derivados a una discoteca de la zona donde, al parecer, se estaba produciendo una reyerta en vía pública.

A la llegada de la dotación al lugar no había ninguna pelea, aunque varios jóvenes manifestaron que minutos antes un varón había estado causando problemas en la zona, pero que ya se había ausentado en dirección calle República Argentina.

A raíz de esto, los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda, siendo nuevamente requeridos por otro grupo de jóvenes que les indicaron que había un individuo alterado y molestando a los viandantes, dirigiéndose esta vez a la calle Pontevedra.

La patrulla se trasladó al lugar, donde observaron a un varón que estaba gritando y empujando a otras personas. Los agentes se dirigieron al mencionado, requiriendo su documentación negándose este a identificarse. Con el aludido se encontraban dos personas, que fueron identificadas y manifestaron ser amigos del hombre, informando que hacía pocos minutos habían tenido una discusión en una discoteca porque los porteros no lo dejaban acceder al interior.

En un momento dado, el individuo empujó a uno de los agentes abandonando el lugar a la carrera, pero resbaló a consecuencia del riego en la zona ajardinada, cayendo sobre el césped. Los agentes se acercaron para auxiliarle, comenzando éste a lanzar patadas y bracear al tiempo que los insultaba.

Así, el joven trató de propinar un puñetazo a uno de los funcionarios, que logró evitar la agresión, procediendo a su detención por la supuesta comisión de un delito de atentado.