A las 09:30 horas del pasado día 20, se recibió una llamada en la Sala de Comunicaciones del 092 de la Policía Local de Vigo. En ella, un alertante informaba que le acababan de robar y que había visto al causante, un joven del que facilitó características físicas e indumentaria. Indicó que había entrado en su vehículo, sustrayendo un móvil y un monedero con las llaves y tarjetas, en la calle Velázquez Moreno.

El hombre informó a los agentes de que había estacionado el vehículo y estaba cargando y descargando efectos, no cerrando el mismo. Cuando se dirigía al turismo para realizar una carga, observó a un joven que salió a la carrera siguiéndole y perdiéndolo de vista a la altura de la calle Montero Ríos.

A las 12:00 horas, fue localizado por una dotación de Policía en la confluencia de la calle Heraclio Botana con Rosalía de Castro. El individuo se encontraba merodeando por las terrazas de la zona, siendo requerido por los agentes para que se identificase, negándose a dar ningún dato y hablando en francés o árabe.

Una agente se desplazó al lugar dirigiéndose a él en francés, manifestando el aludido que no quería dar ningún dato. En un cacheo superficial, se le encontró en uno de los bolsillos una fotocopia de papel donde figuran datos a nombre de A. G. de Argelia y 21 años de edad. Mantuvo su postura de no facilitar ningún dato, afirmando que había llegado de A Coruña y su intención era irse a Portugal.

Finalmente accedió a indicar los actuantes donde había ocultado los efectos sustraídos, mostrando sólo el lugar donde se encontraba el teléfono, valorado en 200 euros. Dada su negativa a facilitar ningún dato, se le trasladó a dependencias policiales para tratar de realizar su plena y completa identificación.

Se negó a facilitar nuevamente los datos, por lo que dada su intención de abandonar el país y al no presentar domicilio, ni fianza suficiente para presentarse ante la Autoridad Competente cuando fuese requerido, procedieron a su detención por la supuesta comisión de un delito de hurto.