Los hechos tuvieron lugar sobre las 10:40 horas de la mañana de ayer. Una patrulla que circulaba por el barrio del Carballal en la zona de Cabral, observó como el conductor de un ciclomotor circulaba sin placas de matricula en su vehículo, motivo por el que decidieron darle el alto activando los dispositivos acústicos y luminosos, pero este hizo caso omiso a las indicaciones policiales.

Tras recorrer unos trescientos metros aproximadamente, el conductor efectuó un giro a la izquierda repentinamente, deteniendo el ciclomotor delante del portal de una finca, tratando de abrirlo desde el ciclomotor.

Dia das Letras Galegas

Uno de los agentes bajó del vehículo policial dirigiéndose a dicho individuo para indicarle que se detuviese, sujetando el ciclomotor por unas asas que tenía en el lateral.

Una vez que se abrió el portalón, el varón aceleró para tratar de zafarse, pero la mano derecha del funcionario quedó atrapada entre el ciclomotor y la columna de piedra, ocasionándole lesiones en la misma.

El conductor persistía en su huida lanzando varios manotazos al funcionario, pero este logró apagar el ciclomotor. A continuación procedieron a su identificación, comprobándose que el vehículo nunca fue matriculado, no estaba asegurado, tampoco había pasado la ITV, así como que no tenía ningún documento que pudiese aportar la titularidad del mismo, siendo finalmente retirado el ciclomotor por una grúa al deposito municipal y detenido su conductor.