En el día de ayer, a las 20:15 horas, una persona alertaba a la Policía Local de Vigo sobre un accidente en la carretera del Monte Alba, donde un turismo había colisionado contra el muro de cierre de una propiedad causando daños en el mismo.

Según relatan los testigos, el conductor llegó al lugar, detuvo el vehículo, se apeó del mismo y comenzó a fumar mientras realizaba un gesto simulando orinar. El hombre tenía serias dificultades para volver a incorporarse a su vehículo y realizó varios intentos hasta lograrlo pasado unos instantes. Una vez dentro, reinició la marcha de manera brusca, haciendo chirriar las ruedas, perdiendo el control del vehículo e impactando contra el muro de la vivienda.

A la llegada de los agentes, el conductor se encontraba en el exterior del vehículo, resultando ser D. B. L. de Vigo y 33 años de edad.

Mostraba dificultades para mantener el equilibrio, cayéndose hasta en tres ocasiones. Por ello los agentes procedieron a solicitar la presencia de la unidad de atestados para someterle a la correspondiente prueba de alcoholemia.

Realizando la espera, el individuo comenzó a mostrar un comportamiento agresivo, alzando la voz, insultando a los actuantes y llegando al punto de golpear el vehículo policial sin causar daños aparentes.

Los agentes trataron de calmarle, pero el hombre no reconducía su actitud y intentó de nuevo golpear el vehículo patrulla, bloqueando tal acción uno de los agentes. En ese momento, el conductor le golpeó en el pecho y le dio una patada en la pierna izquierda a la altura del gemelo.

Ante estos hechos procedieron a su inmediata detención por un supuesto delito de desobediencia grave, dado que se negó a realizar la prueba de alcoholemia y también de atentado contra la autoridad.