El hombre, de 37 años y nacionalidad colombiana, tenía prohibida la entrada en España y en el resto del espacio Schengen

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 37 años de nacionalidad colombiana y domiciliado en Vigo que tenía en vigor una orden de prohibición de entrada en España y todo el espacio Schengen, cuya estancia irregular reveló al intentar tramitar la matriculación de una menor en un centro escolar.

La investigación comenzó en septiembre, cuando la Policía conoció que una pareja había presentado diversa documentación para pedir información y asesoramiento en relación a una solicitud de Protección Internacional, y que quería matricular a una menor en un centro de secundaria de Vigo.

Al analizar la documentación presentada, los agentes se percataron de la falta de diversos documentos que el varón tenía que tener expedidos por las autoridades españolas y su sustitución por otros de su país de origen.

Al consultar el Registro Central de Extranjeros no se encontró ningún registro sobre esa persona, pero sí había uno que coincidía en muchos puntos con los datos de un varón nacido en Colombia con una prohibición de entrada en España y todo el espacio Schengen en vigor.

Tras continuar con la investigación, los agentes comprobaron que en todos los documentos se habían hecho los cambios de identidad de forma paulatina. Inmediatamente se contactó con la Interpol y con las autoridades policiales de Colombia, comprobando que se trataba de la misma persona, que se había hecho con un nuevo pasaporte y documentación en su país de origen para entrar en España a través de un tercer país de la Unión Europea.