Detenido en Vigo tras una persecución policial un conductor con antecedentes y sin carné

En la calle Urzáiz, estuvo a punto de atropellar a una pareja, que tuvo que refugiarse rápidamente en unas galerías, y finalmente, tuvo que detenerse al quedar atrapado entre el vehículo policial y el vehículo de limpieza que estaba por la zona

La Policía Nacional de Vigo ha detenido en las últimas horas, tras una persecución por el Calvario, a un conductor que circulaba sin carné, de forma temeraria. El hombre, vecino de Pontevedra, tiene antecedentes por varios delitos, entre ellos por robo de vehículos, y es un ‘viejo conocido’ de las fuerzas de seguridad.

En este sentido, el detenido tiene numerosos antecedentes policiales por la comisión de delitos contra el patrimonio y por conducción temeraria. En 2015 aceptó 6 años de prisión por diversos delitos de robo con violencia, robo con intimidación y coacciones; después de haber sido detenido tras otra espectacular persecución por Pontevedra, en la que causó daños a casi una veintena de coches.

La detención se produjo de madrugada, cuando una dotación policial que pasaba por la Avenida Emilio Martínez Garrido se encontró con un conductor que, al tiempo que circulaba, estaba manipulando un teléfono móvil. Los policías dieron el alto al conductor y éste frenó y se detuvo pero, cuando los agentes salieron del vehículo policial para dirigirse a él, éste aceleró y emprendió la marcha a gran velocidad.

Entonces, se inició una persecución por las calles Martínez Garrido, Sagunto y por la zona peatonal de la calle Urzáiz, en el barrio de O Calvario. Durante su huida, el conductor golpeó un vehículo del servicio municipal de limpieza, llegó a circular por la acera y chocó contra un árbol, además de colisionar también con el coche de la Policía.

En la calle Urzáiz, estuvo a punto de atropellar a una pareja, que tuvo que refugiarse rápidamente en unas galerías, y finalmente, tuvo que detenerse al quedar atrapado entre el vehículo policial y el vehículo de limpieza que estaba por la zona. Al parar, el conductor trató de huir a la carrera y, cuando estaba siendo perseguido por los agentes, se detuvo y comenzó a hacer movimientos espasmódicos, como si estuviera sufriendo un ataque.

Los agentes pudieron interceptarlo y llamaron a una ambulancia, que lo trasladó al hospital Álvaro Cunqueiro, ya en calidad de detenido. La Policía pudo comprobar que el hombre tiene el permiso de conducir retirado por sentencia judicial, y que no hizo el curso para recuperarlo.

En el coche en el que huyó, y que presentaba numerosos daños (de hecho, no podía circular), viajaban otras dos personas, dos mujeres, una de las cuales es la titular del vehículo. Según relataron a los agentes, pidieron insistentemente al conductor que parase, y atendiese los requerimientos de los agentes, a lo que él hizo caso omiso.