Detenida una cuidadora de Soutomaior por una supuesta estafa tras robarle una tarjeta bancaria a un anciano

En el transcurso de la investigación, la Guardia Civil detectó numerosas compras fraudulentas de productos y servicios, con abonos mediante transferencias electrónicas a través de un conocido servicio de pago

Agentes de la Guardia Civil de Pontevedra han detenido a una vecina de Soutomaior de 20 años y gerocultora de profesión como presunta autora de una estafa que asciende a más de 10.000 euros, tras sustraerle una tarjeta bancaria a un anciano.

Según informan fuentes de la Comandancia de Pontevedra, las investigaciones se iniciaron en julio del año pasado, y se puso en marcha la Operación Xerocultora por parte del Equipo de Investigación Tecnológica de la Unidad Orgánica de la PolicíaJudicial de la Guardia Civil. Todo ello tras recibir una denuncia por parte de la representante legal de la familia del perjudicado. En el transcurso de la investigación, la Guardia Civil detectó numerosas compras fraudulentas de productos y servicios, con abonos mediante transferencias electrónicas a través de un servicio de pago muy conocido.

Los paquetes se entregaban a través de distintas plataformas, en diversos puntos habilitados para ello, así como en distintos domicilios particulares. La supuesta autora de la estafa, aprovechando su ocupación laboral como cuidadora de ancianos, se habría apoderado de la tarjeta bancaria de la víctima.

La investigación, detalla la Guardia Civil, entrañó una «enorme dificultad» debido a las múltiples compras realizadas a lo largo de 10 meses, utilizando diferentes plataformas, así como tarjetas vinculadas, diferentes puntos de entrega y diversas identidades.

A ello se añadió el hecho de que, cuando se detectó la estafa, la víctima ya había fallecido, por lo que no se pudo recabar su testimonio; y su familia desconocía por completo cualquier dato que pudiera ayudar en la investigación. A la ahora detenida se le atribuye un delito de estafa agravada, ya que se valió de su profesión para acceder y sustraer la tarjeta.