Detectan a cuatro furtivos recogiendo almeja en Vigo

Dos de ellos fueron vistos pocos después de las diez de la mañana en las inmediaciones del puente de Bouzas, donde marisqueaban ilegalmente aprovechando la bajamar

La Policía Local de Vigo detectó ayer a cuatro furtivos, de los que identificó a tres, recogiendo ilegalmente almeja. Dos de ellos fueron vistos pocos después de las diez de la mañana en las inmediaciones del puente de Bouzas, donde marisqueaban ilegalmente aprovechando la bajamar.

Cuando los agentes se acercaron, uno de los furtivos se fue no pudiendo alcanzarlo, aunque sí recuperaron unas bolsa con almejas, que fueron devueltas al mar, y una pequeña azada que se dejó atrás. La otra persona, un hombre de 55 años, estaba recogiendo las almejas con la mano y aseguró desconocer que está prohibido y que esa es una zona de marisqueo controlado.

Los agentes le informaron de la prohibición y le advirtieron de que si volvía a coger almejas se procedería a su sanción al ser ya conocedor de la prohibición. Las almejas que había obtenido se encontraban agrupadas en la arena y fueron devueltas al mar.

Posteriormente, ya cerca de la medianoche, el Guarda Rural de Cofradía solicitó apoyo en Baixada A Ríos, donde marisqueaban ilegalmente dos hombres. Los agentes desplazados al lugar encontraron que tenían en su poder más de cinco kilos de japónica y babosa. Se trata de un hombre de nacionalidad italiana de 50 años y de un vigués de 49, a los que los agentes extendieron sendas actas de incautación antes de ser propuestos para su denuncia.

El material ocupado fue también devuelto al mar.