Del fútbol sala al convento

Conocida como ‘Diana de Cluny’ -alumna, miembro del coro, colaboradora en todas las campañas y actividades, entrenadora de los equipos de fútbol sala y maestra- la joven dará este sábado el sí definitivo como hermana de la congregación de San José de Cluny

Diana nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1980. Viguesa de adopción, es la mayor de 4 hermanos, antigua alumna de San José de Cluny, apasionada de la música y del deporte, maestra y entrenadora de fútbol sala. Y desde este próximo sábado, cuando dará el sí definitivo como hermana de la congregación de San José de Cluny, sor Diana de la Eucaristía López Chavanel.

Un proceso vital que resume sor Inmaculada Cantó, superiora de la comunidad viguesa: «Durante mucho tiempo la conocimos como ‘Diana de Cluny’. Alumna, miembro del coro, colaboradora en todas las campañas y actividades, entrenadora de los equipos de fútbol sala, asociada laica, maestra… Conocer la limitación en la enfermedad provocó un punto de inflexión en el sentido de su vida y de su entrega que le llevó a pedir ser admitida en la congregación de San José de Cluny».

Ahora, a sus 42 años, Diana da el último paso en su consagración a Dios en un acto que tendrá lugar mañana en la ciudad que la vio crecer y descubrir «el sueño de Dios para su vida». Un acto en el que estará acompañada de familiares y amigos.

‘Diana de Cluny’ dejó atrás el fútbol sala y el coro para ingresar en el noviciado de la Congregación en 2014. En julio 2016 realizó la profesión religiosa como religiosa de la congregación también en la capilla del colegio vigués.