Cuatro detenidos en Vigo tras desarticular una organización dedicada a la captación y explotación sexual de mujeres

Una vez en la ciudad, eran alojadas en alguno de los múltiples pisos que la organización y obligadas a saldar la deuda contraída por su viaje, que en algunos casos ascendía a unos 7.000 euros

Cuatro personas han sido detenidas en Vigo tras la desarticulación de una organización criminal dedicada a la captación y posterior explotación sexual de mujeres, a las que tenían «totalmente controladas» bajo amenazadas y «hacinadas en condiciones de insalubridad» en pisos de citas.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Tal como informa la Policía Nacional, la investigación comenzó en 2022, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de un piso de citas en la ciudad olívica donde se podía estar realizando esta explotación sexual.

Gracias a la cooperación entre distintas plantillas policiales de Galicia, se pudo comprobar que el principal investigado era conocido en su país de origen por financiar el viaje de las víctimas desde Sudamérica a España. Una vez en Vigo, eran alojadas en alguno de los múltiples pisos que la organización tenía, donde eran explotadas sexualmente. Dicha explotación tenía como objetivo saldar la deuda contraída por su viaje, que en algunos casos ascendía a unos 7.000 euros.

«El principal investigado se valía de otros compatriotas para llevar a cabo tanto el tráfico de personas como su posterior explotación sexual y férreo control, estimando los investigadores la existencia de alrededor una treintena de víctimas que fueron traficadas y explotadas, generando importantes ingresos económicos a la Organización, de los que posteriormente hacían alarde en Redes Sociales publicando fiestas en barcos, cenas en restaurantes exclusivos y lujosos artículos de regalo», añade la Policía Nacional.

Fruto de la investigación el pasado martes se procedió a la detención de cuatro integrantes de la organización y al registro de dos viviendas utilizadas para sus actividades ilícitas, liberándose a cuatro mujeres que se encontraban en el interior de los pisos en situación de explotación y en condiciones de habitabilidad «ínfimas».