Cientos de profesionales de toda España se reúnen en el Congreso Nacional de Prácticos en el Puerto de Vigo

Almuiña explica que la maniobra de aproximación de los buques a puerto es uno de los aspectos más peligrosos de la navegación y es ahí donde los prácticos ejercen un trabajo «imprescindible»

El Tinglado del Puerto de Vigo acoge estos días el Congreso Nacional de Prácticos, en el que participarán cientos de profesionales de toda España y que, desde ayer y hasta este viernes, tendrá a Vigo y su Ría como marco de celebración.

En el acto de inauguración, en el que también ha estado presente la conselleira do Mar, Rosa Quintana; el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Vázquez Almuiña, ha explicado que la maniobra de aproximación de los buques a puerto es uno de los aspectos más peligrosos de la navegación y es ahí donde los prácticos ejercen un trabajo «imprescindible», el de velar por la seguridad de la vida humana, marítima y de la navegación y la protección del medioambiente.

Quintana, por su parte, puso de relieve el valor de los puertos y del servicio de prácticos en la protección del mar y en el cuidado de la operativa diaria en los muelles y destacó la riqueza de Galicia en este ámbito. En esta línea, señaló que estas infraestructuras son prioritarias para el desarrollo de las localidades en las que se asientan y destacó la necesidad de que estén a la vanguardia.

Además, la titular de Mar agradeció a la organización que escogiera la ciudad olívica como sede de este congreso anual y subrayó que Vigo es la primera ciudad de Galicia en términos industriales y una de las capitales pesqueras europeas por antonomasia.

Añadió también que, a través de este evento, Vigo se convierte estos días en escaparate de la relevancia del sector portuario y que los muelles son espacios de vida comunitaria que van más allá de sus infraestructuras y del intercambio comercial. Se trata de lugares de encuentro social que generan cohesión en el global e inclusión en el local teniendo como eje el valor del mar, incidió.