Carmela Silva abandona el pleno de Vigo antes de la moción sobre su «pataleta» por el edificio de la Diputación

Imagen del pleno antes de la moción del PP.

Fernández-Tapias ironiza sobre la situación indicando que a los socialistas se les olvidó incluir en el convenio de cesión una cláusula en la que se especificase que el documento dejaría de tener validez si el PSOE perdía la Diputación

La teniente de alcalde de Vigo, Carmela Silva, ha abandonado esta mañana la sesión del pleno municipal de Vigo justo antes de que comenzase el turno de mociones de la oposición, que en esta ocasión abría el PP para abordar su «pataleta» por el edficio de la Diputación en la ciudad.

A este respecto, cabe recordar que, tras la pérdida de la Diputación de Pontevedra en las elecciones del pasado 28 de mayo, el gobierno de Vigo decidió restringir el convenio de cesión del inmueble que se había facilitado al gobierno provincial en el Casco Viejo en su anterior mandato. Decisión que, si bien justificado por la necesidad de espacio para la concejalía de Silva, todo el mundo vinculó a la perdida del poder provincial por parte de los socialistas, lo que derivó en esa ‘expulsión’ de la práctica totalidad del inmueble.

En este marco, el PP llevaba hoy al pleno la mencionada «pataleta» de Silva en el marco de una moción en la que denunciaban el uso de las las instituciones como un «cortijo».

Así, la portavoz popular, Marta Fernández-Tapias, comenzó su intervención ironizando sobre el hecho de que a los socialistas se les olvidó incluir en el convenio de cesión una cláusula en la que se especificase que el documento dejaría de tener validez si el PSOE perdía la Diputación. «No sabe llevar que ha perdido la Diputación», ha afirmado Fernández-Tapias.

La portavoz del PP ha subrayado la importancia de que la Diputación tenga sede en Vigo para atender a los ciudadanos y ha criticado que Silva abandonase la sala en el momento de esta moción y así «no dar explicaciones».

Desde el BNG, Xabier Igrexas ha asegurado que el edificio del casco vello fue en su momento un «capricho» de Carmela Silva, y que el Bloque siempre defendió un uso cultural del mismo.

Durante el pleno, del cual también se ha ausentado como siempre el alcalde, Abel Caballero, una vez que comenzó el turno de mociciones de la opsición, el PSOE se ha limitado a recriminar lo que consideran «malos» resultados del PP en Vigo y ha acusado a Fernández-Tapias de querer tener un despacho mejor.