Caballero afirma que «docenas y docenas y docenas de miles de personas» han pasado por las rampas de la Gran Vía desde su inauguración

Considera que son el gran atractivo de estas Navidades y que la escultura de ‘Los Rederos’ entorpece la entrada

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha afirmado hoy «docenas y docenas y docenas de miles de personas» han pasado por las rampas de la Gran Vía desde su inauguración el pasado jueves.

«Hay una escultura de serpiente que sube por la Gran Vía, con lo que significa de ruptura con la tradición. Además, hay un jardín botánico y zona de paseo. El bulevar nunca se habían usado, y ahora es la zona más usada en tiempo de lluvia. Por gusto, vegetación… Todo Vigo está visitando las rampas», ha afirmado Caballero.

En este escenario, Caballero afirma que las rampas serán el gran atractivo de la ciudad para estas navidades, del mismo modo que el año pasado lo fue la noria.

Pero no todo es positivo para el regidor, que también ha afirmado que existen en estos momentos dos problemas: de un lado, que las rampas no puedan llegar hasta Plaza de España -toda vez que en su día Patrimonio consideraba que afectaban a edificios catalogados en la zona-, y la escultura de ‘Los Rederos’, que apenas deja «una acera de un metro» para acceder a las rampas. Una escultura que el regidor ha amenazado con mover en otras ocasiones, y de cuya permanencia en el mismo lugar culpa a la Xunta.