El astillero ya ha comunicado la medida a los sindicatos, que se tomará por razones organizativas y de producción. La duración del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sería de tres meses y afectaría a la mayor parte de los 170 trabajadores que están en plantilla. En la aplicación se aplicará una excepción a personal de algunos departamentos como el económico-financiero.

Los representantes sindicales por su parte proponen que la aplicación del ERTE no afecte a los periodos de vacaciones de los trabajadores y que se habilité algún complemento salarial. El personal afectado por el expediente pasará a percibir el 70 por ciento de su salario. La dirección del astillero estudiará las demandas planteadas y se reunirá de nuevo este miércoles para concretar todas las medidas.