Acepta 6 años de prisión por tentativa de homicidio en Vigo

El otro implicado, que indujo al delito al primero, ha sido condenado a dos años de cárcel

Un hombre ha aceptado 6 años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de lesiones agravadas. Asimismo, al amigo que le indujo a hacerlo le han suspendido la pena de 2 años con la condición de que indemnice a los dos agredidos y no delinca por un periodo de 3 años. Así se ha acordado en una vista de conformidad celebrada en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo.

Los hechos sucedieron a la madrugada del 22 de enero de 2022, cuando los acusados, de 36 y 37 años de edad y de origen dominicano, se encontraron con un grupo de jóvenes en la zona de Plaza de Portugal, entre los que estaban las tres víctimas. Según el escrito de la Fiscalía, los acusados pasaron por su lado corriendo y, a uno de ellos se le cayó un teléfono móvil. Uno de los jóvenes del grupo lo recogió y, cuando fue a dárselo, el otro acusado lo instigó: «Mátalos, los vamos a matar, no saben con quién se han metido».

El aludido atacó a tres de los jóvenes con una navaja: a uno le produjo un corte superficial en el cuello, a otro le dio una punzada en un costado y al tercero le dio un navajazo en el pecho. Todo ello mientras el otro acusado lo jaleaba y le animaba a «matarlos».

Inicialmente, la Fiscalía pedía penas que sumaban 14 año de cárcel para el autor material de los ataques, y penas que sumaban 8 años y medio de prisión para el inductor. Finalmente, tras el acuerdo de conformidad, José Miguel M.F. se ha reconocido autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, uno de lesiones agravadas con uso de medio peligroso, y un delito leve de lesiones, y ha aceptado penas que suman 6 años de cárcel, alejamiento de las víctimas (7 años con respecto a uno de los perjudicados, 5 años de otro y 6 meses del tercero), y multa de 540 euros.

En el caso de David Joel, ha sido condenado como inductor, pero únicamente del delito de lesiones agravadas, y ha aceptado la pena de 2 años de prisión y la medida de alejamiento de dos de las víctimas por un período de 5 años y de 6 meses en el caso de la otra víctima (la que sufrió lesiones leves).

Además, ambos acusados deberán indemnizar a los perjudicados que sufrieron las lesiones más graves en 9.598,76 y 3.008,82 euros respectivamente, por las heridas y las secuelas. En el caso de José Miguel, ha declarado en la sala que podría hacer frente al pago de las indemnizaciones gracias a su pareja, mientras que el otro joven ha señalado que, como mucho, podría detraer 100 euros de la Risga que cobra mensualmente.