8 de cada 10 residencias gallegas permitirán visitas a partir del lunes

Para poder abrir, los centros deben cumplir dos requisitos: no registrar ningún caso de coronavirus en los últimos 15 días; y que en ese ayuntamiento se cuenten al día tres o menos casos de Covid-19 cada 100.000 habitantes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado este viernes el visto bueno a un protocolo de apertura «gradual y flexible» de las residencias de mayores que permitirá, ya en su primera fase, a partir del lunes 18, la visita de un familiar una vez a la semana y con cita previa.

En este sentido, Feijóo ha destacado que antes de empezar la reactivación deben cumplirse dos criterios: que el centro no haya registrado casos de coronavirus, ni entre el personal ni entre los residentes, en los últimos 15 días; y que en el ayuntamiento donde se sitúa el centro se registren cada día tres o menos nuevos casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes. Ahora mismo, en torno al 80% de las residencias cumplen estos requisitos, por lo que comenzarán la etapa a partir del lunes.

Así, Feijóo especificó que las residencias que cumplan estas dos condiciones podrán iniciar un proceso de reactivación que constará de tres etapas y precisó que cada etapa durará 15 días, excepto en los centros con menos de 60 plazas, en los que cada etapa durará 10 días.

Por su parte, los centros que tengan la consideración de hogar residencial o vivienda tutelada o comunitaria –que son los de menor tamaño– podrán comenzar la reactivación directamente en la etapa 2. Hace falta destacar que para pasar de una etapa a otra, será necesario que el centro cuente con un informe favorable de la autoridad sanitaria.

El presidente de la Xunta precisó que en la etapa 1 también podrán realizarse paseos en grupos de un máximo de cinco personas en el entorno de la residencia, con una distancia no superior a un kilómetro, o en las zonas verdes dentro de la misma, respetando siempre las medidas de higiene y distanciamiento social.

Asimismo, dentro del centro estarán permitidas las actividades individuales y en grupos de un máximo de diez personas. Y también se volverán a activar los ingresos de nuevos residentes, que deberán hacer una PCR que confirme que no están contagiados tres días antes de su entrada en el centro.

En la etapa 2, las residencias podrán permitir dos visitas por semana y con cita previa; y las personas autónomas podrán realizar salidas a la farmacia y al banco, preferiblemente a primera hora de la mañana. Y, en la etapa 3 podrá recuperarse por completo el régimen de visitas con el que contaba cada residencia antes de la pandemia; y los residentes podrán salir también al entorno urbano, evitando dentro de lo posible aquellos lugares donde se concentren más personas.

“Si en una residencia apareciera un caso positivo, tendríamos que suspender la reactivación y volveríamos a confinar a las personas contagiadas”, explicó Feijóo. Además subrayó que, en los próximos días, también se pactará con el sector una fecha de consenso para iniciar el proceso de activación en los centros de día.

Por último, el protocolo de reactivación de las residencias también regula el reinicio de los servicios de atención temprana, así como otros servicios terapéuticos dirigidos la personas mayores y personas con discapacidad. Estos servicios podrán comenzar también desde el próximo lunes, estableciendo un sistema de cita previa que garantice que solo estén en la sala al mismo tiempo una persona usuaria y un profesional.